El Buen Consejo

1 Reyes 12:1-13

1 “Roboam fue a Siquem, porque todo Israel había venido a Siquem para hacerle rey. 

2 Y aconteció que cuando lo oyó Jeroboam hijo de Nabat, que aún estaba en Egipto, adonde había huido de delante del rey Salomón, y habitaba en Egipto, 

3 enviaron a llamarle. Vino, pues, Jeroboam, y toda la congregación de Israel, y hablaron a Roboam, diciendo: 

4 Tu padre agravó nuestro yugo, mas ahora disminuye tú algo de la dura servidumbre de tu padre, y del yugo pesado que puso sobre nosotros, y te serviremos. 

5 Y él les dijo: Idos, y de aquí a tres días volved a mí. Y el pueblo se fue.

6 Entonces el rey Roboam pidió consejo de los ancianos que habían estado delante de Salomón su padre cuando vivía, y dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que responda a este pueblo? 

7 Y ellos le hablaron diciendo: Si tú fueres hoy siervo de este pueblo y lo sirvieres, y respondiéndoles buenas palabras les hablares, ellos te servirán para siempre. 

8 Pero él dejó el consejo que los ancianos le habían dado, y pidió consejo de los jóvenes que se habían criado con él, y estaban delante de él. 

9 Y les dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que respondamos a este pueblo, que me ha hablado diciendo: Disminuye algo del yugo que tu padre puso sobre nosotros? 

10 Entonces los jóvenes que se habían criado con él le respondieron diciendo: Así hablarás a este pueblo que te ha dicho estas palabras: Tu padre agravó nuestro yugo, mas tú disminúyenos algo; así les hablarás: El menor dedo de los míos es más grueso que los lomos de mi padre. 

11 Ahora, pues, mi padre os cargó de pesado yugo, mas yo añadiré a vuestro yugo; mi padre os castigó con azotes, mas yo os castigaré con escorpiones.

12 Al tercer día vino Jeroboam con todo el pueblo a Roboam, según el rey lo había mandado, diciendo: Volved a mí al tercer día. 

13 Y el rey respondió al pueblo duramente, dejando el consejo que los ancianos le habían dado;”

Vemos la historia de Roboam, el hijo de Salomón. Roboam, siendo joven, empezó a pedir consejo cuando empezó su reinado y es algo muy importante el empezar el reinado. Jóvenes y hermanos adultos, necesitamos buscar consejo cuando vamos a empezar algo. Aquí Roboam iba a empezar su reinado y pidió consejo para saber qué hacer. Muchos jóvenes han salido de la secundaria, bachillerato o universidad, algunos se van a casar y es necesario buscar el consejo para empezar una nueva etapa en toda nuestra vida que Dios nos ha dado. Es muy importante buscar consejo.

Una de las cosas que vemos aquí, es que Roboam desechó el consejo de los ancianos y buscó el consejo de los amigos. Necesitamos buscar el consejo. Muchas veces por no buscar el consejo cometemos muchos errores y vamos a hablar acerca de esto.

El consejo de Dios:  El consejo de Dios está en su palabra.

Dice la Biblia en Proverbios 1:24-30 

24 ‘’Por cuanto llamé, y no quisisteis oír, Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese,

25 Sino que desechasteis todo consejo mío y mi reprensión no quisisteis,

26 También yo me reiré en vuestra calamidad, y me burlaré cuando os viniere lo que teméis;

27 Cuando viniere como una destrucción lo que teméis, y vuestra calamidad llegare como un torbellino; Cuando sobre vosotros viniere tribulación y angustia.

28 Entonces me llamarán, y no responderé; me buscarán de mañana, y no me hallarán.

29 Por cuanto aborrecieron la sabiduría, y no escogieron el temor de Jehová,

30 Ni quisieron mi consejo, y menospreciaron toda reprensión mía’’

Vemos aquí a Salomón hablando de la sabiduría y del consejo. Está diciendo que cuando uno no busca el consejo vienen calamidades y dificultades y cuando viene esto queremos buscar el consejo de Dios, pero no va a estar para ayudar. Cuántas veces he visto eso en jóvenes. Dios en su palabra dice: ‘’No unáis en yugo desigual…’’  pero los jóvenes son tan necios y dicen: ‘’Yo la voy a convertir’’ y viceversa; se casan, no hacen caso al consejo de Dios y después andan llorando y empiezan los problemas por no usar el consejo de Dios.

Joven, escucha el consejo de lo que Dios dice en su Palabra. No hagas caso omiso al consejo de Dios porque después te darás de ‘’topes’’, vas a estar llorando, te casaste y ni modos. Son decisiones en las que debes buscar el consejo de Dios. Uno de ellos es no casarte en yugo desigual. Ya lo sabes, solo aplícalo a tu vida. Algún día te vas a casar, quizá ahora tienes 13 a 17 años, pero Satanás pone a quienes te van a hacer tropezar. No dudes en buscar el consejo de Dios. Él nos dice qué hacer. Joven, te diré algo: No seas necio. Busca que ella ame a Dios porque el día de mañana va a tener hijos y esa hermosura se va acabar. Es mejor estar en casa en un rincón, que en una casa grande con una mujer rencillosa. El día de mañana esa muchacha bien pintoresca la verás sin maquillaje. No te vayas por lo hermoso, ve porque ella ame a Dios y que le sirva porque lo físico se va acabar. 

Señorita, igualmente, ¿de qué sirve que tengas un hombre guapo si es flojo y mantenido? Escucha el consejo jovencita, no seas necia. Lo guapo no te va dar de comer, la luna de miel dura una semana, pero luego verás el carácter y te darás de ‘’topes’’, te va tratar muy mal. Por eso el consejo de Dios es que no unáis en yugo desigual. Eso quiere decir que sea un hombre o mujer que ame a Dios porque si ama a Dios te va tratar bien aunque sea feo, pero más importante, te va tratar bien. Escucha el consejo.

Job 12:13 dice: ‘’Con Dios está la sabiduría y el poder; Suyo es el consejo y la inteligencia.’’ Joven y hermano, ¿Dónde tenemos que buscar el primer consejo? En la Biblia y Dios también nos pone ciertas historias de hombres que han vivido y han fracasado por no tomar buenos consejos. Toma el buen consejo de la palabra de Dios. 

Sansón no buscó el buen consejo. Su padre le decía: «Con esa mujer no’’. Joven, no seas testarudo, busca el consejo de Dios, porque si no vas a padecer como Sansón. Hay muchos consejos en la Biblia cuando vas a tomar decisiones. Busca la palabra de Dios primero.

Dice Salmos 33:11 ‘’El consejo de Jehová permanecerá para siempre; Los pensamientos de su corazón por todas las generaciones.’’ El consejo que tuvieron los antiguos también es para nosotros. Recuerdo cuando mi padre me daba consejos de la Biblia y decía yo:  ‘’No va pasar conmigo.’’ No seas así, no pienses de está manera. Busca el consejo de Dios.

Dice Salmos 73:24-27 

24“Me has guiado según tu consejo, y después me recibirás en gloria.

25 ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra.

26. Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.

27. Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán; Tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta.”

Que nuestro deseo sea: ‘’Señor yo te necesito, te anhelo y quiero que estés conmigo siempre en todo lo que voy hacer.’’ Que ese sea el deseo, pero muchas veces no es así. Vamos por ‘’lo que yo siento y pienso.’’ Mejor busca el consejo de Dios. 

En el libro de 1 Reyes 11:1-6 habla de que Salomón no aceptó el consejo de Dios ‘’E hizo Salomón lo malo ante los ojos de Jehová, y no siguió cumplidamente a Jehová como David su padre.’’ 

Él no se tenía que juntar con mujeres de otros pueblos, pero él desobedeció al consejo y se fue tras dioses. Cuántos jóvenes he visto que se casan con una persona inconversa. Ya no vienen a la iglesia y se vuelven católicos o testigos de Jehová. Joven, no seas necio porque vas a sufrir. He visto muchos jóvenes que están juntados y cuando hablo con ellos me dicen: ‘’No me va bien.’’ Ellos escucharon el consejo, pero no hicieron caso y ahora están sufriendo. Escucha el consejo ahora y no seas necio.

Proverbios 12:15 dice: ‘’El camino del necio es derecho en su opinión; Mas el que obedece al consejo es sabio.’’ Joven, busca el consejo del varón de Dios. 

1 Reyes 1:5-14 nos dice:

5 «Entonces Adonías hijo de Haguit se rebeló, diciendo: Yo reinaré. Y se hizo de carros y de gente de a caballo, y de cincuenta hombres que corriesen delante de él. 

6 Y su padre nunca le había entristecido en todos sus días con decirle: ¿Por qué haces así? Además, este era de muy hermoso parecer; y había nacido después de Absalón. 

7 Y se había puesto de acuerdo con Joab hijo de Sarvia y con el sacerdote Abiatar, los cuales ayudaban a Adonías. 

8 Pero el sacerdote Sadoc, y Benaía hijo de Joiada, el profeta Natán, Simei, Rei y todos los grandes de David, no seguían a Adonías.

9 Y matando Adonías ovejas y vacas y animales gordos junto a la peña de Zohelet, la cual está cerca de la fuente de Rogel, convidó a todos sus hermanos los hijos del rey, y a todos los varones de Judá, siervos del rey; 

10 pero no convidó al profeta Natán, ni a Benaía, ni a los grandes, ni a Salomón su hermano.

11 Entonces habló Natán a Betsabé madre de Salomón, diciendo: ¿No has oído que reina Adonías hijo de Haguit, sin saberlo David nuestro señor? 

12 Ven pues, ahora, y toma mi consejo, para que conserves tu vida, y la de tu hijo Salomón. 

13 Ve y entra al rey David, y dile: Rey señor mío, ¿no juraste a tu sierva, diciendo: Salomón tu hijo reinará después de mí, y él se sentará en mi trono? ¿Por qué, pues, reina Adonías? 

14 Y estando tú aún hablando con el rey, yo entraré tras ti y reafirmaré tus razones.’’

Vemos el consejo de un anciano, de un varón de Dios. Tenemos un pastor a quien pedir consejo. Muchas veces como padres no pedimos consejo al pastor y necesitamos pedir consejo al varón de Dios. Roboam hizo caso omiso a los ancianos y en la Biblia dice que un anciano es un pastor. Alguien que está espiritualmente bien delante de Dios y que sabe discernir entre el bien y el mal. Si nuestros hijos se van a casar necesitamos ir con el pastor y decirle ‘’Mi hijo piensa casarse ¿Está bien?’’ Necesitamos pedirle consejo al pastor. 

Cuando tienes problemas ¿Con quién vas? El pastor conoce sus ovejas y hay ovejas bien mañosas y el pastor saber si te conviene o no. No porque alguien venga a la iglesia quiere decir que es un santo y el pastor sabe, también  sabe cómo son las señoritas y tú no sabes como anda afuera de la iglesia y cómo es con sus padres. Muchas veces hacemos a un lado el consejo de Dios. Si tu papá no te dice ve y habla con el pastor. A veces los padres pensamos que todo lo sabemos y por eso está el varón de Dios que nos pastorea. He conocido que van personas a pedir consejo al pastor y dicen: ‘’Gracias al consejo del pastor porque si hubiese hecho esto, tendría grandes problemas.’’ Personas que han ido con el pastor a pedir consejo de matrimonio y que él les dice ‘’NO’’, dicen: ‘’Qué bueno que acepté el consejo.’’ Luego se enteran que el muchacho era un demonio. Busca el consejo del varón de Dios.

Dice Proverbios 13:1 ‘’El hijo sabio recibe el consejo del padre; Mas el burlador no escucha las reprensiones.’’ Y Proverbios 15:5 ‘’El necio menosprecia el consejo de su padre; Mas el que guarda la corrección vendrá a ser prudente.’’

Joven, primero es el consejo de Dios, después del pastor y luego de papá. Señorita, no porque estés grande quiere decir que eres responsable. No sabes ni lavar los trastes, ni la ropa, ni cocinar y tu mamá te dice: ‘’No hija, el casarse no es puro amor.’’ Tu mamá sabe por qué te dice no. Escuché de una persona que dijo: ‘’Hermano, mi mamá me decía que no me casara con un muchacho porque era un marihuano.’’ Era del barrio y se deslumbró esa muchacha, era el mejor bailarín y estaba con está persona hablando, me decía ‘’No hice caso a mi mamá’’ y la hermana ha sufrido como no tienes idea por no hacer caso a su mamá. Así son la mayoría de los jóvenes.

1 Crónicas 13:1-4 dice:

1 “Entonces David tomó consejo con los capitanes de millares y de centenas, y con todos los jefes. 

2 Y dijo David a toda la asamblea de Israel: Si os parece bien y si es la voluntad de Jehová nuestro Dios, enviaremos a todas partes por nuestros hermanos que han quedado en todas las tierras de Israel, y por los sacerdotes y levitas que están con ellos en sus ciudades y ejidos, para que se reúnan con nosotros; 

3 y traigamos el arca de nuestro Dios a nosotros, porque desde el tiempo de Saúl no hemos hecho caso de ella. 

4 Y dijo toda la asamblea que se hiciese así, porque la cosa parecía bien a todo el pueblo.’’

Dice Proverbios 15:22 ‘’Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; Mas en la multitud de consejeros se afirman.’’

Primer filtro el consejo de Dios, luego del pastor, luego de los padres y en cuarto el de la congregación porque hay hermanos que saben. Quién pidió consejo a la asamblea fue David y le dieron consejo ‘’En la multitud de consejeros.’’ Busca consejo en otras personas. Quizá no tengas confianza con tus padres pero sí con algunos hermanos de la iglesia. Dice la Biblia que las ancianas deben ser ejemplo para las jovencitas. Hay hermanas que piden consejo con las ancianas y ellas les dicen: ‘’No cometas el error que yo cometí’’. Hay hermanos que ya tienen licenciatura, maestros, etc. puedes platicar con los hermanos y ellos te pueden decir ‘’Si o no’’ Busca consejo joven y Dios te va estar hablando.

Proverbios 24:32 dice: ‘’Miré, y lo puse en mi corazón; Lo vi, y tomé consejo.’’ Si ya viste que a un hermano le fue mal, no hagas lo mismo. El pastor Venegas dice: ‘’No hace caso, es testarudo si ya vio…’’ ya vieron los jóvenes que no está correcto y regresan y vuelven a cometer el mismo error, les gusta la mala vida ¿Por que quieren sufrir? si ya vieron.

Dice Eclesiastés 4:13 ‘’Mejor es el muchacho pobre y sabio, que el rey viejo y necio que no admite consejos;’’ Mira joven, si no aceptas consejo eres un necio, no seas necio joven y no busques el consejo de los jóvenes. Eso es lo primero que hacen los jóvenes, lo hacen todo al revés, primero van con los amigos ‘’¿Cómo ves?’’ pidiendo consejo con los cuates. Los jóvenes  no dieron buen consejo a Roboam. No busques el consejo con tus amigos porque te darán un mal consejo.

Dice la Biblia en Salmos 1:1 ‘’Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado;’’ Deja de estar juntandote con los borrachos y marihuanos, esos futbolistas inconversos, no seas tonto, ni cristianos son. Si los de la iglesia a veces no dan buenos consejos, menos los inconversos. Por hacerle caso a los inconversos viven en unión libre los jóvenes. Ellos tienen que aprender a guardarse y llegar vírgenes al matrimonio,pero les dicen: ‘’Mientras te cuides.’’ No hagas caso a eso señorita, no hagas caso a los consejos de otra mujer con hijos fuera del matrimonio.

Proverbios 12:5 dice: ‘’Los pensamientos de los justos son rectitud; Más los consejos de los impíos, engaño.’’ Busquemos consejo no de los impíos, sino de Dios. Busca el consejo de Dios de no pedir prestado y no ser usurero.

Recuerda los filtros para ver la voluntad de Dios: el consejo de Dios, del varón de Dios, de los padres, de los hermanos espirituales (no de los carnales) y no busques el consejo de los amigos. Aléjate de ellos.